World

A punto de caer por un precipicio por hacerse una foto para Instagram, resulta ser una ilusión óptica

La perspectiva según la que se tome una fotografía puede hacer que parezca completamente diferente de la realidad

Las temerarias fotos de un influencer de Instagram han llamado la atención en las redes sociales, causando mucho vértigo las personas.

Lo que nadie podía imaginar, es todo una ilusión óptica.

La gente arriesgando sus vidas por hacerse selfies no es nada nuevo. Hay quienes escalan  lugares imposibles, grúas y rascacielos o peligrosos rincones de la naturaleza. Parece que el objetivo es que los usuarios sufran y suden de miedo al ver las imágenes.

El creador de contenido de esta historia va más allá de todo eso, pero sin arriesgar su vida.

Max Wyatt, de Stoke-on-Trent, es una de las innumerables personalidades de Instagram que cuenta con una asombrosa cantidad de seguidores. Actualmente, tiene alrededor de 757,000. Con una audiencia tan grande, tiene la oportunidad perfecta de hacer lo que quiera y jugar a experimentar.

El joven postea sobre su alimentación y también hay muchas fotos de él posando a lo largo de sus viajes alrededor del mundo, ya sea Dubai, las Maldivas o, en este caso, Brasil.

A principios de este año, el joven de 21 años visitó Río de Janeiro para unas vacaciones en la playa, hacer senderismo y fotografía. Durante el viaje, él y algunos amigos se adentraron en uno de los mejores lugares del área, Pedra do Telegrafo.

Es un destino popular para los turistas. Desde el comienzo del sendero, hay que escalar o caminar en pendiente por unos 40-45 minutos. Cuando llegas a la cima, hay una buena posibilidad de que te enfrentes a una cola masiva de personas queriendo hacerse fotos.

Max era uno de esos turistas que quería una imagen en el pintoresco borde del acantilado, fingiendo colgarse como si estuviera a punto de caer al vacío. Mientras Pedra do Telegrafo se encuentra en la cima de una colina de 354 metros, hay mucho terreno debajo. Es seguro y jamás su vida corrió peligro. Todo lo contrario.

Después de hacerse las fotos y compartir las publicaciones en su cuenta, muchas personas lo llamaron “loco”. La realidad es que estaba colgado a un metro del suelo.

Tal es el vértigo que provocó sus imágenes que perdió seguidores. Algo que no le afecta demasiado, puesto que tiene suficientes.

Close